NEW DELHI – AGRA

Son las 2:05 de la mañana del día 25 de septiembre, el viaje lo empezamos un 23 de septiembre, dos días para llegar a nuestro destino. Creo que los nervios y el cansancio acumulado fueron los culpables de que nos costará una eternidad encontrar nuestras mochilas que para 6 meses serían toda nuestra casa, parece complicado pensar como meter todo lo que vas a necesitar para más de medio año en una mochila de 50 litros, creerme que incluso con menos se puede vivir.

Salimos del aeropuerto, el shock fue tremendo el ruido la gente y la contaminación extrema del aire hacian acto de presencia con una nube gris que se posa sobre la ciudad latentemente, allí nos esperarían dos chicos hindús que previamente desde España, habíamos quedado con ellos a través de Couchsurfing, fue gracioso porque nunca antes nos habían esperado ala salida de un aeropuerto con un cartel que pusiera nuestro nombre.
Nos presentamos, ellos se llamaban Sagal y Nitin de 20 y 22 años, después de hablar un poco fuimos a buscar un taxi que nos costaría 300 rupis hasta la casa de Sagal, estábamos literalmente flipando con cada metro que recorríamos por aquellas calles, llegamos a nuestro destino y para ser sincero algo de inquietud y recelo teníamos al ver aquel barrio sin nadie por las calles por qué eran más de las 3 de la mañana, pero todo lo contrario ellos super amables nos enseñaron su humilde casa que constaba de un pequeño baño y una pequeña habitación con 2 mantas enrolladas que serían nuestra futura cama durante dos noches. Aquí en India la gente tiene en sus casas lo que realmente se utiliza, no tienen que si un mueble para la rinconera, un cuadro pintado por X que vale una pasta. Al día siguiente fuimos a desayunar y comprar dos tarjetas sim, una para Javi y otra para mí al ver que nos pedían 1200 rupis solo compramos una, más adelante descubriríamos que solo valen 300 rupis, un consejo: India es un país seguro, nadie te va a robar ni a hacer nada malo pero si hay que ir muy avispado con el dinero, preguntar en varios sitios que valen las cosas, estar atento cuando pagas alas vueltas, etc. Ya con internet nuestro siguiente propósito sería ir a sacar dinero y comer algo, vimos un poco Delhi y por la noche pronto nos fuimos a descansar.

Ya habiéndonos despedido de nuestros amigos nos independizamos y fuimos en busca de un hotel donde pasar la noche al centro de Delhi, allí conoceriamos a Jass el que sería nuestro gran salvador y nos demostraría que India es fácil solo hay que saber cómo hacerlo. Ese mismo día de conocerlo nos enseñó lo fácil y barato que es usar el metro en New Delhi fuimos a visitar sitios increíbles como: Aglasen ki baoli.

Este sitio no es nada turistico y está en medio de la ciudad y lo más importante, la palabra mágica: gratuito.

Fuimos a visitar el palacio de Safdarjung Tomb.

Ese si tuvimos que pagar 150 rupis cada uno, no sé si lo sabéis pero en India la mayoría de sitios tienen precio para locales y para turistas, para un local creo que vale 50 rupis, yo personalmente lo veo muy bien que para la gente local sea más barato, en España deberían hacer lo mismo. Allí en Delhi lo más bonito que hicimos fue ir a visitar un templo donde las 24 horas del día dan de comer y de beber totalmente gratis, estos templos son templos SIJ, este en concreto se llama:

Gurdwara Pangla Sahib.
Tuvimos el gran placer de poder entrar ala cocina y hacer el famoso pan Indio que son tortas, su nombre real es chapati.

Y después de trabajar a comer el famoso thali que se sirve en estos templos,una experiencia increíble, estos son los momentos que nos vamos a llevar de India….

Despuéss de visitar varios sitios más de Delhi, decidimos ir camino hacia Agra y te pones a mirar buses,trenes, la mejor opción personalmente es el tren, el autobús es imposible dormir aunque sea autobús sleep (autobús con camas). Después de pelear y pelear para sacar un tiqueck a precio local, porque te ven extranjero y te quieren llevar ala fuerza ala oficina de turismo para venderte un boleto 10 veces más caro y en un tren más cómodo, nosotros queríamos viajar como ellos, ahorrar y vivir la experiencia, lo conseguímos..

No os podéis hacer ni idea de cómo se llenan los trenes en India, para que os hagáis una idea en la foto de arriba aparece Javi y Jass sentandos en la leja donde se posan las maletas, no es raro en India ya que hemos visto hasta gente durmiendo hay arriba, es una experiencia para vivirla.(No apto para claustrofóbicos).😂😂

LLEGAMOS A AGRA
Por fin llegamos a Agra después de largas horas en ese tren, huyendo de esa gran ciudad de la nube gris de contaminación llamada New Delhi, nos hospedamos en un hotel llamado Zig Zag en Google se puede buscar, totalmente recomendable limpio y barato, para ahorrar compartíamos habitación con nuestro ya gran amigo Jass (el mexicano). En Agra estaríamos los próximos 4 dias, una ciudad muy bonita que guarda una de las joyas de la corona de India, el increíble:
Taj Mahal

Es increíblemente bello, grande y blanco, la entrada vale 1200 rupis al cambio unos 16€, vale la pena pagarlo.

En Agra conocimos a un montón de buena gente, los dueños del hostel los primeros que todas las noches hacían fiesta en el ático del hotel, nuestro amigo Vic un asiático de Hong Kong, y Jass que pensando en nosotros que ya nos tenía que abandonar para seguir su camino y volar a Goa nos presento a Curro y Carmen, un cordobés y una madrileña que más adelante nos convertiriamos en uña y carne, con ellos planeamos ir a nuestros siguientes destinos…Nunca olvidaré el atardecer más bonito que he visto en mi vida, el Taj Majal reflejado en ese rio, hasta pronto Agra…