MCLEODGANJ – DHARAMSHALA

Estábamos por fin en Mcleodganj, un pequeño pueblo de montaña y ríos, un paraíso después de tanto bus, estrés y grandes ciudades, ya con la barriga llena y habiendo descansado decidimos ir a dar una vuelta al pueblo, nuestro hotel estaba a 15 minutos andando cuesta arriba por un estrecho sendero de tierra que bajaba hasta el pueblo, una vez allí fuimos a tomar un té en una cafetería con unas vistas increíbles ala montaña, a los pocos minutos empezó a chispear unas gotitas, seguidamente de una fuerte tormenta, hay comenzaría a descargar toda su fuerza frente a nuestros ojos, no se cómo explicar ese momento de paz en aquella terraza con un café bien caliente en la mano y observando la naturaleza en todo su esplendor.

Los minutos ivan pasando y alas dos horas decidimos que había que moverse, aprovechando una pequeña tregua decidimos salir camino del hotel, no llevábamos 5 minutos andando cuando comenzó a llover con intensidad, bajaba un auténtico río por aquel y único camino que llevaba hasta nuestro hotel, cuando conseguimos llegar podías llenar una botella con el agua de nuestras zapatillas, la ropa todo lo que llevábamos estaba empapado, en una situación normal te pasa eso en casa y no hay problema por qué te puedes poner otras e incluso meterlas a la lavadora, en nuestra situación quedarnos sin zapatillas fue una gran putada.(Llevar siempre otras de repuesto)nosotros las llevábamos.
Siempre llevo conmigo una pastilla de jabón para lavar la ropa a mano, te ahorras bastante dinero si viajas para largo tiempo, el problema era que en ese pueblo llovía todos los días y fue difícil secar la ropa, estuvimos cinco días y los cinco llovieron, eso no fue un impedimento para seguir visitando templos, ver la residencia del Dalai Lama, su pequeña población de exiliados budistas y un pequeño museo donde cuentan su historia, la verdad realmente una historia bastante triste.
La historia resumida es que China les ha robado sus casas y sus tierras y India les ha dado estas tierras para que puedan vivir.
A otro día fuimos a ver la famosa cascada e incluso hacer un pequeño treking de un día. Para mi opinión uno de los mejores sitios de India, naturaleza, tranquilidad pero sin perder su esencia y cultura. Para los futuros mochileros apuntar: Mcleodganj.
Aquí os dejo unas fotos de nuestro día de escalada….

Estuvimos muy agusto en este pueblo, pero hay que seguir con nuestro camino y seguir conociendo este hermoso país llamado India…
Decidimos que nuestro próximo destino sería Rishikesh la llamada (cuna del yoga).
Así que una mañana nos levantamos y fuimos ala oficina de buses para comprar un tiquet que nos costaría 900 rupis por persona e incluía bus semi sleep más una botella de agua, y una bolsa para vomitar en caso de mareo, otra vez nos íbamos ha embarcar en un viaje de unas 12 horas por una carretera de montaña con más curvas que el muñeco de Michelin, menos mal que ya conocíamos la carretera de cuando llegamos a Mcleodganj y no cenamos nada pero el mareo y la sensación de angustia no nos la quitaba nadie. Nos vemos en el próximo post ya en Risikhest un saludo!!!.